Trump arremete contra la NFL en el primer domingo de la temporada

Donald Trump ya tiene un pleito personal con la NFL.

Lo sabemos: cuando tiene un tema personal contra alguien, Donald Trump no tiene límites para atacar y hacer bullying públicamente. Hoy aún no comenzaba el primer domingo de NFL y el presidente estadounidense ya había tuiteado su primer crítica sin sentido.

En un tweet mañanero, Trump se refirió al rating del partido inaugural del jueves pasado en el que los Philadelphia Eagles derrotaron 18-12 a los Atlanta Falcons.

“Wow, los ratings del primer partido de la NFL están muy por debajo de los -ya muy malos- del año pasado. La audiencia cayó 13%, la más baja en una década. Si los jugadores se pusieran de pie y se mostraran orgullosos de nuestra bandera e himno nacional, y eso saliera en la transmisión, ¿tal vez los ratings podrían mejorar? ¡Si no es así, será peor!”

Desde 2016, el entonces QB de los San Francisco 49ers, Colin Kaepernick, encabezó una iniciativa para manifestarse contra el racismo y la injusticia social al arrodillarse, levantar el puño o no ponerse de pie durante el himno nacional en los partidos; a esto han seguido otros jugadores, lo que ha generado enormes críticas por parte de Trump y sus simpatizantes.

NFL-Himno-protestas-180909.gif

En mayo del año pasado la NFL implementó políticas que obligaba a los jugadores a ponerse de pie durante la interpretación del himno nacional de su país, o en caso contrario permanecer dentro del túnel o en los vestidores a fin de no generar controversia. La decisión recibió fuertes críticas y la NFL decidió cancelarla mientras discutía la viabilidad de otras opciones.

La semana pasada, la marca deportiva Nike lanzó una nueva campaña en la que Kaepernick aparece como su nuevo embajador de marca usando la frase “Believe in something, even if it means sacrificing everything” (cree en algo, incluso si eso significa sacrificarlo todo). Esto generó fuertes críticas a la marca por parte de la sociedad más conservadora en EU, al grado de que varias personas subían videos a redes sociales en los que quemaban sus tenis Nike a manera de rechazo a esa campaña.

Foto: Gage Skidmore