Tintin cumple 90 años de aventuras e investigaciones

El sello característico de Tintin es su copete. Y no lo tuvo desde la primera viñeta, aunque sí en su primer libro: “Tintin en el país de los Soviets”. El joven reportero se subió a un auto convertible y debido a la velocidad, el cabello se fue hacia atrás, creando ese característico peinado que hoy es famoso a nivel mundial.

Acompañado de su fox terrier blanco llamado Milú, Tintin viaja por todo el mundo para vivir aventuras que han maravillado a sus lectores, incluidos Andy Warhol y Steven Spielberg, quien se inspiró en el personaje del belga Georges Prosper Remi “Hergé” para añadir situaciones a Indiana Jones, y años más tarde, co-producir y dirigir una película animada sobre uno de los libros del joven de cara ovalada (El Secreto del Unicornio, 2011).

La magia de Tintin no vive en un solo elemento. Ser políticamente incorrecto es uno de ellos. No es el clásico personaje para niños que ama a todos. Tintin, quien nació con el nombre de Totor en un pasquín de boy scouts en Bélgica, desprecia a los delincuentes, pelea contra los bolcheviques, critica al fascismo, se burla de los judíos y de los negros y tiene conocidos locos, alcohólicos o brutos, en una palabra, es humano.

Hergé (nombre que escogió Georges por ser el sonido de sus iniciales invertido) utilizó a Tintin en infinidad de ocasiones para dejar en papel sus vivencias. Muchas de las aventuras tienen páginas enteras de motivos biográficos y eso le da un encanto extra al reportero, pues hace que le veamos de carne y hueso.

Exactamente el 10 de enero de 1929, Tintin vio la luz ya como un personaje total y no solo un boceto o viñeta de pasquines, sino como protagonista.Tintin en el país de los Soviets” fue un encargo de Norbert Wallez, director de un periódico belga católico que quería una historia en contra de los comunistas y le encontró espacio en el suplemento juvenil “Le Petit Vingtième”.

Uno de los personajes más entrañables en el universo de Tintin es el Capitán Haddock, un alcohólico y divertido hombre de mar con quien viajó por el mundo, e incluso salió del planeta para llegar 15 años antes que Neil Armstrong a la Luna.

Listar las aventuras y genialidades de Tintin podría tomar páginas enteras, y lo ha hecho, no sólo por Hergé, sino por decenas de autores que dedicaron tomos al reportero, sin contar un par de estudios sociológicos que trascienden la ficción.

Las novelas gráficas de Tintin han superado los 275 millones de copias vendidas y se han traducido a más de 10 idiomas, en 110 países. Entre los festejos por los 90 años de su publicación, el gobierno de Bélgica emitió una moneda de 5 euros sobre Tintin, y el Museo Hergé, en Bélgica, tendrá un ciclo especial de conferencias y exposiciones que comienza este jueves.