¿Por qué John Deacon es la superarma secreta de Queen?

El sonido que logró Queen en su trayectoria, particularmente mientras Freddie Mercury vivía, no lo ha tenido ninguna otra banda en la historia del rock. Sólo eran cuatro integrantes, pero sonaban como si fueran el doble gracias a las vocalizaciones sin igual de Freddie Mercury, el muy particular sonido de la guitarra de Brian May y el poder en la batería de Roger Taylor.

Pero la verdadera arma secreta de Queen siempre fue el que era su integrante más tranquilo, pausado y reservado, John Deacon, quien injustamente casi no es considerado en la mayoría de las listas de los mejores bajistas en la historia, y si lo es, casi siempre suele tener un puesto mucho más bajo que el que en realidad merece.

Deacon quizá es más conocido por ser el autor de varias de las líneas de bajo más famosas y espectaculares de la historia, pero la realidad es que su trabajo en Queen es mucho más importante de lo que parece. Es por ello que acá hacemos un repaso por 13 temas que demuestran que su sonido y su maestría con este instrumento lo convierten en uno de los mejores de la historia.

13. KEEP YOURSELF ALIVE

Desde las primeras líneas musicales en la primera canción que aparece en el álbum debut de Queen, Deacon ya daba muestras de su talento, compaginándose de manera perfecta con el sonido de May para comenzar a darle a la banda su sonido característico.

12. COOL CAT

Escrito por Mercury y Deacon, este tema perteneciente al álbum Hot Space contiene el sonido más soul/r&b en la carrera de Deacon, con un claro sonido típico de las baladas ochenteras y en el que también toca la guitarra rítmica que acompaña a su característico bajo.

11. SON AND DAUGHTER

Con un estilo completamente setentero que tiene una clara influencia de Led Zeppelin y el hard rock de la época, en este tema de Brian May destaca el sonido duro, insistente, del bajo de Deacon. Uno de sus trabajos más rockeros y perdurables.

10. BICYCLE RACE

Escrito por Mercury, es uno de los varios temas en los que en el inicio del mismo van de la mano la voz de Freddie, su piano y el bajo de Deacon, principalmente, con la inclusión más adelante de la característica guitarra de May. La fórmula se repetiría varias veces con gran éxito

9. SOMEBODY TO LOVE

Aunque el tema es más recordado por su letra y por los coros tipo gospel de Mercury y compañía, casi nadie nota que el bajo de Deacon funciona como un apoyo perfecto en “segunda voz” al trabajo de Mercury. Era la fórmula perfecta: voz y piano de Freddie, bajo de Deacon, batería de Taylor con un crescendo que es aderezado y culminado por el solo de May. Una joya.

8. HAMMER TO FALL

En un perfecto acompañamiento desde el inicio con la guitarra de May, el bajo de Deacon luce potente y energético en este que es uno de los mejores temas de The Works y uno de los que más gustaba interpretar a Queen en sus presentaciones en vivo. Otro ejemplo de cómo el trabajo de Deacon es esencial para el sonido de la banda.

7. DON´T STOP ME NOW

A 150 beats por minuto y votada por la ciencia como la canción más feliz de la historia, en ella John Deacon sigue, beat por beat, el frenético ritmo del piano de Mercury y la batería de Taylor y se convierte en una segunda voz que va por debajo de la de Mercury y ayuda a darle el sentido de “good feeling song”  que la ha hecho legendaria. Destaca por supuesto el piano de Freddie, pero si se escucha bien el trabajo de Deacon es simplemente extraordinario.

6. DRAGON ATTACK

Deacon comentó en varias ocasiones que ésta era su canción favorita de Queen, quizá por ser una de las más rockeras en la carrera de la banda o porque en ella puede lucir su trabajo de manera prodigiosa junto con la guitarra de Brian May. En esta versión en vivo es posible apreciar cómo el bajo de Deacon es el encargado, desde el inicio, de darle toda la energía al tema, uno de los mejores del álbum The Game.

5. A KIND OF MAGIC

Otro perfecto ejemplo de cómo el bajo acompaña como una especie de segunda voz a la de Mercury desde el inicio. Con un sonido ochentero que caracterizó a la banda en esa época, es uno de los trabajos más finos y rítmicos de Deacon.

4.  I WANT TO BREAK FREE

En el mismo estilo de la anterior, aquí se vuelve a repetir la exitosa fórmula de Freddie cantando desde el inicio con el incisivo y elegante bajo de Deacon, que junto con el sutil acompañamiento del sonido de May va creciendo para crear otro de los temas clásicos ochenteros de Su Majestad.

3. THE INVISIBLE MAN

En el álbum The Miracle, Deacon dejó constancia de su virtuosismo en este tema en el que si bien los cuatro integrantes de Queen tienen la oportunidad de brillar, es el bajo el que lo lleva de principio a fin de manera frenética. Una última probada antes del Innuendo, que es mucho más reflexivo.

2. UNDER PRESSURE

Pocas cosas hay que decir de este tema, publicado en una época en la que la banda tenía sus diferencias por el cambio de dirección que le querían dar Mercury y Deacon en contra de lo que pensaban May y Taylor. Su línea base, de las más sencillas del mundo, ha sido copiada, retomada, sampleada y ha influido en decenas de bajistas desde su salida en 1981.

1. ANOTHER ONE BITES THE DUST

Recién entrada la banda en la década de los años 80, se nota la influencia que tuvo Nile Rodgers y su proyecto Chic en John Deacon, quien buscaba sonidos diferentes a lo que había venido haciendo. Señala la historia que incluso fue el propio Michael Jackson quien le dijo a Mercury y compañía que debían lanzar este tema como sencillo del álbum The Game, y se nota que el producto final de Deacon influyó a su vez en la base rítmica del bajo de “Billie Jean”, que grabaría el Rey del Pop un par de años más tarde.