Y llegaron bailando ricachá: aliens amistosos en el cine

Desde que el famoso fenómeno OVNI se convirtió en parte de la cultura popular a partir de 1947, con el controvertido caso de Roswell, la imagen de los platillos voladores y los extraterrestres que presuntamente los tripulan han quedado fijadas en la memoria colectiva, aunque por regla general son presentados como seres agresivos, malvados, que tienen la intención de conquistar la Tierra y hacer esclava (o desaparecer) a la humanidad.

Esa es la visión que ha dejado Hollywood en particular, con filmes como It Came From Outer Space, Mars Attacks!, Alien, Independence Day o War of the Worlds, entre decenas de cintas que pintan a los alienígenas como una amenaza (en Mars Attacks!, de Tim Burton, se les hace explotar la cabeza con música ‘viejita’. Su equivalente actual seguro sería el reggaeton…).

Sin embargo, existen filmes que muestran el que quizá sea el lado más real de una inteligencia extraterrestre que llegue a nuestro planeta: seres avanzados, no violentos, preocupados por la humanidad y lo que ésta hace consigo misma y con el planeta. En otras palabras, presentan el lado bondadoso de los marcianos, venusinos, visitantes de las Pléyades o como les quieran llamar.

Por eso, aquí te presentamos las 10 mejores películas en las que los seres de fuera de este planeta no vienen en son de guerra, sino de paz… o ya de perdida como bien lo cantaba Tito Domínguez allá a mediados de los años 50: los marcianos llegaron ya, y llegaron bailando ricachá
10. Starman (Starman, El Hombre de las Estrellas, 1984)
Director: John Carpenter
¿De qué va?: Jeff Bridges interpreta a un extraterrestre que responde a la invitación hecha por el Voyager 2 y visita la Tierra, con la intención de establecer el primer contacto con la raza humana.
Impacto: El maestro del terror, John Carpenter, obtuvo su primera y única nominación al Oscar a uno de sus filmes gracias a Bridges, quien compitió en la categoría de Mejor Actor. Su coestrella, Karen Allen (sí, la mismísma Marion Ravenwood de Raiders of the Lost Ark) obtuvo también varias nominaciones de la Academia de Ciencia Ficción. Fue considerada para formar parte de la lista del American Film Institute (AFI) de las 100 mejores películas de la historia, y en 1986 se realizó una serie televisiva, del mismo nombre, protagonizada por Robert Hayes.


9. The Man Who Fell to Earth (El Hombre que Cayó a la Tierra, 1976)
Director: Nicholas Roeg
¿De qué va?: Basada en la novela del mismo nombre de 1963, escrita por Walter Tevis, muestra la historia de un alienígena que llega a la Tierra con la intención de poder llevar agua a su moribundo planeta, que atraviesa una mortal sequía.
Importancia: Fue el debut fílmico de David Bowie, cuyo aspecto andrógino y delgadez lo hicieron perfecto para el personaje de Thomas Jerome Newton. Si bien no obtuvo premios, con el paso de los años se ha convertido en un filme de culto, con temas moralmente oscuros y ambiguos, como los efectos que puede tener el estilo de vida terrestre y el alcoholismo en cualquier ser, incluido uno extraterrestre.

8. The Iron Giant (El Gigante de Hierro, 1999)
Director: Brad Bird
¿De qué va?: Basada en la novela homónima escrita por Ted Hughes en 1968, presenta la historia de un robot extraterrestre llega a la Tierra y hace amistad con un niño, al tiempo que es visto como una amenaza bélica para el gobierno de Estados Unidos.
Importancia: Aunque pudiera parecer una versión animada de E.T., de Spielberg, el filme se convierte en una crítica a la paranoia estadounidense de los años 50 y la Guerra Fría con la Union Soviética, además de presentar temas como la amistad y el sacrificio. Fue el debut como director de Brad Bird, quien después se haría famoso por Los Increíbles y Misión Imposible: Ghost Protocol. Ganó ocho premios Annie, que son el equivalente al Oscar del mundo de la animación, y se ha convertido en una de las últimas grandes películas de animación tradicional. Spielberg toma al personaje y lo presenta en varias secuencias de su más reciente filme, Ready Player One.

7. Cocoon (1985)
Director: Ron Howard
¿De qué va?: Un grupo de alienígenas llega a la Tierra, haciéndose pasar por humanos, para recuperar unos capullos especiales que dejaron abandonados hace más de 10 mil años, cuya energía rejuvenece a un grupo de ancianos que los descubre en una casa contigua al asilo donde habitan.
Importancia: Howard logra que la historia original de David Saperstein se convierta, entre otras cosas, en una parábola con tintes religiosos acerca del “nacer de nuevo”, lo que hace a la trama todavía más profunda de lo que es. Ganó dos premios Oscar: Mejores Efectos Visuales y Mejor Actor de Reparto (Don Ameche).

6. The Abyss (El Secreto del Abismo, 1989)
Director: James Cameron
¿De qué va?: Un grupo de científicos se une a los integrantes de una plataforma petrolera para rescatar a los sobrevivientes de un submarino hundido en el océano, sin sospechar que en las profundidades marinas se encontrarán con una presencia extraterrestre que los protege de un potencial desastre nuclear.
Importancia: Diversas teorías especulan acerca de la posibilidad de que existan bases extraterrestres submarinas, y Cameron hace gala de su habilidad como director para narrar una historia en la que se muestra a estos seres mucho más avanzados moralmente que el humano. Además, fue la primera cinta en utilizar la entonces novedosa tecnología digital del morphing, que el mismo Cameron puliría dos años después en Terminator 2. Por ese trabajo, ganó el Oscar a Mejores Efectos Visuales y estuvo nominado a otros tres Premios de la Academia.

5. District 9 (Sector 9, 2009)
Director: Neill Blomkamp
¿De qué va?: En Sudáfrica, un grupo de extraterrestres con apariencia insectoide se encuentra prisionero en el Distrito 9, un campo de concentración en el que son sometidos a abuso y tortura por parte de sus captores humanos.
Importancia: Está producida por Peter Jackson y se ha convertido en una de las mejores cintas de ciencia ficción del siglo 21, gracias a lo inusual de su trama en la que son los aliens los que son capturados y maltratados por los terrícolas y no a la inversa. Es una fuerte declaración en contra de la xenofobia, el racismo, la tortura y muchas de las cosas que se vivieron en Sudáfrica durante la era del Apartheid. Estuvo nominada a cuatro premios Oscar, entre ellos el de Mejor Película.

4. E.T. – The Extra-Terrestrial (E.T. – El Extraterrestre, 1982)
Director: Steven Spielberg
¿De qué va?: Un benévolo ser extraterrestre es abandonado por su raza en un suburbio de Los Ángeles, donde es descubierto por un niño que se convierte en su mejor amigo y lo ayuda a poder regresar a casa.
Importancia: Spielberg llevó al extremo la idea de que los seres de otros planetas son amables y pacíficos, en la que fue la película más taquillera de la historia en su momento y que hizo llorar a millones. Se convirtió en la película favorita de su generación y en la más personal del cineasta, como él mismo lo ha declarado. Llena de imágenes icónicas en la filmografía mundial y con un inolvidable score de John Williams, es considerada por el American Film Institute en el número 24 de su Top 100 de las mejores películas de la historia, mundialmente aclamada por su mensaje de amor y amistad que trasciende razas o especies, además de que ganó cuatro premios Oscar y convirtió a Spielberg en el famoso Rey Midas de Hollywood.

3. Arrival (La Llegada, 2016)
Director: Denis Villeneuve
¿De qué va?: Al arribo de varias naves extraterrestres a la Tierra, una lingüista trata de descifrar la manera de poderse comunicar con los visitantes, quienes vienen en son de paz pero debido a un malentendido, son vistos como hostiles por varios gobiernos terrestres, que pretenden iniciar una guerra contra ellos.
Importancia: Recibió ocho nominaciones al Oscar y su protagonista, Amy Adams, fue mundialmente aclamada por su trabajo. Pero más allá de eso, muestra un posible futuro panorama en el que la humanidad se tendrá que aprender a comunicar con sus vecinos estelares, con las consecuencias filosóficas y religiosas que un evento así conlleva.

2. Contact (Contacto, 1998)
Director: Robert Zemeckis
¿De qué va?: Tras recibir una señal de radio proveniente del espacio exterior, la astrónoma Ellie Arroway pretende dar a conocer el hecho al gobierno, que ve con desconfianza la información que otra civilización envió para construir una máquina capaz de viajar por el espacio hacia otros planetas y conocer nuevas formas de vida.
Importancia: El guión está basado en la novela que escribió el legendario astrónomo y astrofísico Carl Sagan en 1985, en la que plantea los diferentes escenarios políticos, sociales, morales y religiosos que se darían en el mundo cuando se descubra la existencia de vida más allá de la Tierra. Gracias a una inolvidable actuación de Jodie Foster y a la habilidad de Zemeckis para contar la historia, en la que contrapone las creencias científicas con las religiosas, Contacto es un filme lleno de capas y temas que dan para una discusión más profunda acerca de la posibilidad de que exista vida en otros planetas.

1. Close Encounters of the Third Kind (Encuentros Cercanos del Tercer Tipo, 1977)
Director: Steven Spielberg
¿De qué va?: Después de que se reportan cientos de avistamientos de extrañas luces en el cielo por todo el planeta, un grupo de personas en diversos países comienza a tener visiones de un lugar al que tienen que ir, sin saber que eso los llevará a presenciar el encuentro definitivo entre humanos y extraterrestres.
Importancia: Por mucho, se trata de la mejor película jamás realizada acerca del fenómeno OVNI y extraterrestre. Con un guión escrito por el propio Spielberg, la cinta contó con la asesoría de quien fuera uno de los científicos más renombrados de su tiempo, el doctor J. Allen Hynek, quien previamente había trabajado para el gobierno estadounidense en el estudio de dichos fenómenos y quien fue el creador de las tres fases o tipos de encuentro que se podían tener con un ser extraterrestre. También incluye la actuación del legendario cineasta francés Francois Truffaut, en el papel del ufólogo Claude Lacombe. Al igual que hizo cinco años después con E.T., Spielberg dejó para la posteridad un filme lleno de matices y temáticas relacionadas con la religión, la ciencia, la fe y el sentimiento de que, como decía su frase publicitaria, no estamos solos.